¿Alguna vez has dormido con un ácaro? ¿Se te ha sentado al lado a ver la televisión? ¿O ha jugado con tus hijos a rodar los carritos por el piso, a las casitas de muñecas o, incluso, en la playstation? Posiblemente, sí. Porque se aparecen en tu almohada, en tu colchón, en tu mueble, en los juguetes de tus hijos… Además, en países de altas temperaturas y humedades, con mayor frecuencia de la que quisieras. Y son los que te causan la famosa alergia que te pone a estornudar cada mañana, te hace lagrimear o hasta te genera una bronquitis.

Es casi imposible impedir que aparezcan en tu vida, pero puedes lograr que su incidencia sea menor de lo que puede ser si tomas medidas de limpieza que los alejen de tu hábitat natural, sobre todo eliminando el polvo de los lugares que frecuentas, incluido tu vehículo. Aunque dicen que, al ser sus uñas de las patas como garfios, las aspiradoras no pueden con ello. Se aferran a la superficie en la que se han establecido.

¿Cómo son? Pequeñísimas arañitas que a simple vista no puedes ver. De hecho, ¡son descendientes directos de las arañas y las garrapatas! En Wikipedia dicen que, al depender, de la humedad y ser“algo fóbicos a la luz, sus lugares favoritos para vivir son colchones, almohadas, peluches, alfombras, asientos del carro, etc. En estos lugares encuentran además uno de sus alimentos favoritos, como son las escamas de piel humana y animal”. ¡Esto se empieza a parecer a una película de terror!

Hora de tomar en cuenta algunas medidas que te pueden ayudar a librarte de ellos:

  • Trata de comprar textiles a prueba de alérgenos. Pero si no te es posible, lava las fundas de almohada y las sábanas una vez por semana, en agua caliente preferiblemente y usando detergentes hipoalergénicos.
  • Utilizar purificadores de aire, que eliminan los ácaros, restos de ácaros y sus deposiciones flotantes en el aire.
  • Colocar los objetos pequeños que acumulan polvo en armarios cerrados o cajones. Evitar los muñecos de peluche.
  • Colocar la ropa en armarios cerrados.
  • Limpiar, sin levantar polvo, con un trapo húmedo o bien con trapos especiales.
  • Usar aceites esenciales con propiedades antiácaros: canela (hoja y corteza), lemongrass y menta piperita, lavanda…
  • Se puede utilizar periódicamente un spray anti ácaros sobre todo para alfombras, cortinas y muebles tapizados.
  • Si usas aspiradora, utiliza un microfiltro de doble capa o un filtro de partículas de aire con alta eficacia (HEPA, según sus siglas en inglés) para disminuir las emisiones de polvo de la aspiradora.

Son algunos consejos. Y a ellos debes añadir contar con nuestros servicios de limpieza profunda de manera periódica. Puedes contactarnos en nuestras oficinas o escribirnos. Con gusto responderemos tus inquietudes. ¡Estamos para servir a nuestra comunidad!

BClean especialistas en limpieza y mantenimiento.

Síguenos en Facebook, Instagram o visita nuestro blog para mas consejos e informaciones importantes.

BClean especialistas en limpieza y mantenimiento.
Tel.: (809) 549.3301

 

Backlink Backlink Backlink Backlink