Llega el otoño, una de las estaciones más agradables porque las temperaturas refrescan y el cambio de hojas provoca una hermosa paleta de cálidos colores en la naturaleza. De igual forma, se le atribuyen los atardeceres más espectaculares.

Pero con esta estación de entretiempo también llegan, igual que en la primavera, las temidas alergias, provocadas en gran medida, según los especialistas, por esos días grises, húmedos, frescos, lluviosos y ventosos.

La inestabilidad del clima, en especial en países del trópico como el nuestro, afecta al organismo con ese conjunto de síntomas molestos y afecciones respiratorias.Picazón en la nariz, congestión, dolor de cabeza, ojos irritados, estornudos y hasta manifestaciones de urticaria están a la orden del día. De igual manera, en personas más sensibles y vulnerables a las enfermedades en las vías respiratorias altas se presentan dificultades para tomar aire, ataques de asma e, incluso, anafilaxia.

El otoño también conlleva el repunte de enfermedades virales, que además de producir los síntomas normales activan los efectos de las alergias y hacen que los síntomas empeoren.Evitarlos incomodos síntomas no siempre es posible, pero hay métodos efectivos que pueden ayudar a prevenirlos y a pasar esta época del año lo mejor posible.

Unas de las principales medidas, que es el área que nos compete en Bclean, es mantener una higiene adecuada y realizar cada cierto tiempo limpiezas profundas, especialmente en los espacios donde las personas suelen pasar muchas horas de su día.

En esta época hay un aumento considerable de la humedad, lo que crea un “ambiente perfecto” para la proliferación de alérgenos de interiores, tales como los ácaros del polvo y los hongos. Tanto en hogares, oficinas, como en los colegios o en guarderías y jardines de infantes los alérgenos pueden encontrarse en distintos objetos. Por ejemplo, en alfombras, colchones, sábanas, almohadas, cortinas, peluches y ropa húmeda.

A continuación, unos tips de limpieza que nos pueden ser de mucha utilidad para ayudarnos a pasar esta temporada otoñal lo más alejados posible de las alergias:

  • Evite fumar en interiores.
  • Trate de no comer en la cama o en los sofás de difícil limpieza.
  • No usar pinturas o productos químicos en espacios cerrados.
  • Ventilar los ambientes de 5 a 10 minutos por día.
  • Cambiar o limpiar y dar mantenimiento a los filtros del aire acondicionado y sus conductos, por lo menos dos veces al año, con el objetivo de evitar bombear aire con polen o ácaros.
  • Limpiar regularmente los abanicos, aunque los especialistas no los recomiendan si hay problemas respiratorios.
  • Limpia los muebles frecuentemente con un paño húmedo, así se atraparán las partículas perjudiciales y evitamos que se esparzan por el aire.
  • Limpiar bien las ventanas y mantenerlas cerradas. Lo mismo con las cortinas. Si son muchas y de gran tamaño, lo ideal es contratar cada cuatro meses a un equipo profesional de limpieza para remover de forma eficaz la gran cantidad de polvo y polen que acumulan.
  • Si en el hogar hay personas con asma o alergias severas se recomienda que se laven dos veces por semana las sábanas con agua caliente y no dejar ropa mojada en la lavadora, para evitar que prolifere el moho.
  • También los especialistas en enfermedades respiratorias recomiendan que para esta época las mascotas deben estar fuera del dormitorio. Aunque ellos mismos no las produzcan, transportarán polen y otras partículas dañinas. También se deberán bañar más a menudo estos días.
  • Aspirar el colchón por ambos lados, al menos durante 2 minutos, así como almohadas, cojines decorativos y peluches, 2 veces al mes. En BClean contamos con un equipo especial para esta labor.
  • El baño es una de las áreas donde hay que tener más cuidado para evitar que sean espacios para el contagio y transmisión de patógenos y enfermedades. Aconsejamos limpiar cada parte de él con un detergente que no sea toxico para la salud, pero que termine con el moho.
  • Un paliativo casero que nos gusta recomendar es combinar en una parte de agua con otra de vinagre blanco y dos cucharadas grandes de bicarbonato de soda. Además de eliminar hongos y bacterias, dejara el área y la grifería brillante y bien limpia.
  • También se deben lavar las cortinas regularmente con cloro o un producto similar, para evitar hongos y bacterias.
  • Después de la ducha, pasar una esponja o un trapo por las paredes o cerámicas. Un detalle importante es mantener abierta la cortina o la puerta cuando no esté en uso, para que transpire y no se acumule la humedad. La ventilación es muy importante.
  • En el área de cocina mantener bien limpia y seca esta zona en general y utilizar siempre el extractor de humos al cocinar, para evitar que el olor y la grasa hagan de vehículos para polen y otros alérgenos.
  • La nevera y refrigerador hay que limpiarlos a menudo y no dejar que se estanque agua en ningún cajón o estante, pues es un caldo de cultivo para sustancias invisibles pero nocivas para la salud.

Prevenir las alergias y sus efectos negativos tiene mucho que ver con cómo higienizamos nuestros espacios. Debemos ser muy detallistas y persistentes con la limpieza durante esta época del año. De esta forma hogares, oficinas o centros educativos serán espacios que los protejan de enfermedades y les garanticen más calidad de vida. Esta es uno de nuestras principales misiones como empresa.Para cualquier duda y recomendaciones pueden llamar a nuestras oficinas o escribirnos y, con mucho gusto, les orientaremos.

 

Backlink Backlink Backlink Backlink